25 may. 2015

#BAF15. Mucho más que unas siglas

¡Imposible colocaros a tod@s en las fotos!

Vaale, más vale tarde que nunca y los últimos serán los primeros. Hacer crónica del BAF cuando ya ha pasado más de una semana es raro, ya os lo han contado todo, pero es que unas elecciones municipales se han interpuesto entre la publicación de este post… y la energía de una servidora. Vaaaamos a ello.

Oficialmente es Bloggers and Family. ¿Y la verdad?

Besos and Friends
Blogueras and Fiesta
Bises and Fotos
Bonferencias and Fedes sociales (vale, este no sirve y está un poco forzado, pero no había manera de cuadrarlo y no me salen más palabras con B y con F… espesa que está una. Aunque es lo que más hice en el BAF)

¡Fue un auténtico placer conocer a gente que llevas
tanto tiempo siguiendo y leyendo!
El sábado 16 de mayo estuvimos en el BAF. No quería perdérmelo por nada del mundo, porque he estado en todas las ediciones y tenía muchas ganas de volver a ver a mucha gente. Cierto es que los findes de guardia y la campaña electoral no me lo pusieron fácil, pero pude escaparme finalmente. Y lo dicho. Tenía muchas ganas de volver a ver a mucha gente y conocer a mucha más. ¡Y tuve maravillosas sorpresas! Prácticamente no había ni podido dar una ojeada a todo el programa que las organizadoras (currantas natas) habían preparado para el fin de semana, aunque ya intuía que me pasaría mucho rato en las conferencias (ya sabéis que yo de manualidades más bien nivel nefasto, y cómo iba sin las twins, pues lo de las charlas era mi plan principal. Bueno, y la cena, seamos sinceras).


Tengo que hacer mini homenaje al #twinpower
y a los mejores piestureos de la noche.
¡Vaya medley me pegué! Así que aprendí desde hidratación, aluciné con la planificación de producto de Baby Bjorn (lástima no poder haber sido familia testeadora en su momento) y por la tarde hice intensivo de estadísticas de redes sociales con @dlayd, aprendí que Google es un novio receloso (@Orquideadichosa dixit), cómo plantearse trasladar el blog a un canal YouTube y las cosas imprescindibles para emprender. Ya sabéis, lo que se hace habitualmente un sábado por la tarde (total, que la cabeza me hervía de datos, cosas de ésas que no tienes ni idea, preguntas tipo “¿cómo puedo vivir sin esto teniendo un blog?”, miles de ideas y tan poco tiempo como de costumbre). Esto es una de las cosas que más me gusta del BAF, que son cómo pequeñas sondas de información para luego plantearte muchas cosas (está claro que con el programa apretado no se puede profundizar al detalle, pero tampoco se trata de eso). Y el BAF, para mí, es en algunos casos, una reunión de amigos, de gente con quién te comunicas a diario y las relaciones ya traspasan el 2.0. Por eso, el BAF es mucho más que unas siglas. ¡Hasta el próximo!