20 feb. 2014

¿Cómo medir diez años de tu vida?



Es una de mis canciones favoritas de mi musical favorito. En 'Seasons of love', de Rent, la pregunta es cómo medir un año de tu vida. Hoy os dejo esta canción porque este blog y una servidora se toma unos días de break para celebrar los diez años de boda. Aunque son algunos más compartiendo el día a día (13 años ya), las ilusiones y des de hace cinco años el otro gran reto que ha sido la m/paternidad y las mellizas. Dejo mis "medidas" de estos diez años para otro día. Ahora sencillamente, disfrutad de la canción. :-) 

19 feb. 2014

Unos vasos 'fashion'




En el último post os contaba la fascinación de Ona y Estel por la purpurina. Hace unos meses descubrimos los Glitter Glue de Alpino, que permiten hacer manualidades muy chulas. Las pequeñas lo utilizan en sus dibujos, para decorar cajas y también hemos decorado vasos. Tuve que ayudarlas porque de entrada la aplicación les costaba y hay que ser un poco más preciso, pero la verdad es que el resultado nos parece ¡ESPECTACULAR!

17 feb. 2014

Cuando ruge la purpurina



Vaaaale, llamadme exagerada (por lo del título), pero cuando recuerdo a Charlton Heston viendo hormigas por todas partes y cómo los bichitos lo devoraban todo (si las tías incluso sabían hacerse barquitas para cruzar el río), me veo a mí misma encontrándome purpurina en los lugares más recónditos de mi bolso, mis sábanas o mi ducha. Ya ni os hablo de la ropa de las niñas.

Ona y Estel están como locas con la purpurina. No estoy asustada porque veo que no es un fenómeno particular, sino que afecta en mayor o menor medida a todos sus compañeros de clase. Lo he compartido con otras madres de otras escuelas e intuyo que debe ser una ‘fase’ más.

Les fascina lo brillante. Les encanta poner purpurina en sus dibujos. Si en la ropa hay algo que brilla, su decisión ya está tomada. Quieren esa camiseta. ¿Hay algún rotulador con purpurina? “Mamá, ¿nos comprarás uno?”. No sé porque me extraña que les guste tanto la purpurina. A mí también me gusta. Recuerdo épocas de buscar sombras de ojos, pintalabios, esmalte de uñas… incluso pantalones con purpurina, brillantes o reflejos. Siempre he sido muy fan de los colores plateados y ahora me encantan los cobrizos en los suelos metálicos, por ejemplo.

Así que cuando ruge la purpurina, hoy os recomendamos dos productos que hemos descubierto y que nos encantan.

Los Playcolor One de Instant: tempera sólida, y además en colores metálicos. Tienen una versión más de bolsillo (trazo más estrecho que quiero probar ahora). A las peques les encanta, y más porque pueden pintar sobre cartulina negra y les gusta muchísimo el resultado.




Glitter Glue de Alpino: con este tengo que ayudarlas en la aplicación, pero es que incluso yo disfruto más que ellas. Mañana o pasado os presentaré nuestra primera creación. 

12 feb. 2014

La Ley de Murphy gemelar




Los días van transcurriendo y hay ciertas cosas que te pasan que sólo pueden responder a la famosa Ley de Murphy. Cada día estoy más convencida que existe una parte de la dichosa ley que está dedicada a los gemelos y sus padres.


Muchos diréis (y con razón), que puede aplicarse también para todos aquellos que tenéis 2 o más hijos. Cierto. Pero estaréis de acuerdo conmigo que con algunas de ellas, para los que tenemos dos de la misma edad, parece que tengamos más números de la lotería.

Estos son mis 5 primeros puntos de la Ley de Murphy gemelar

1-   Aunque lo único que deseas durante el embarazo es que los bebés estén bien, falta que te haga ilusión tener dos niñas para que sean dos niños. ¿Qué te encantaría que fueran niño y niña? Ni lo sueñes.
2-   Este va dedicado a duotrastadas.es, que lo sugirió, y está a caballo entre la Ley de Murphy y una de esas “verdades gemelares como puños”. Vas a salir, has quedado con una amiga. Cuando por fin ya tienes las mellizas arregladas, sin hambre, cambiadas y preparadas y tú ya te has puesto la chaqueta y los zapatos… una se caga hasta la nuca y la otra vomita.
3-   Cuando son bebés, nunca conseguirás que se duerman a la vez cuando tú necesites 20 minutos para hacer algo. Para dormir, para ir al lavabo tranquilamente o para ducharte. Lección número 1: si tienes 5 minutos no dudes en utilizarlos para hacer lo más prioritario. No sabes si podrán ser 6, 10 o 15. O claro, ley de Murphy: puede que sólo sean 3 minutos.
4-   Ley de Murphy o ‘por la boca muere el pez’. Cuando estés en la operación pañal, lo típico es comentarlo con todos los padres que están en lo mismo. ¡NOOOOO! Ni se te ocurra. Falta que digas “llevamos unos días que lo controla súper bien” para que estés a las 4 de la madrugada cambiando pijamas, sábanas y salvacolchones porque se le ha escapado el pipí. Y no 4 gotitas justamente.
5-   Otro ‘por la boca muere el pez’: Huye como de la peste de cualquier conversación sobre piojos. No contestes a ningún tweet ni comentes un solo estado de Facebook sobre el tema. Los piojos lo saben. Y cuando aún no hayas acabado de escribir la frase en el muro de tu amiga Pilar “ánimo nena, ya verás que con el tratamiento acabarás con ellos. Nosotros por suerte llevamos una buena temporada que nos hemos librado….”, un **** piojo estará invadiendo la cabeza de una de tus mellizas.



Continuará…

10 feb. 2014

¿De verdad creemos que "engañamos" a los maestros?


Con el ritmo de vida que llevamos, a menudo o muchas veces, cuando nuestro hijo/a se pone enfermo, lo primero que pensamos no es en su tranquilidad o su salud sino como lo haremos al día siguiente, porque tenemos que ir a trabajar y no tenemos con quien dejarlo. Es así de triste, y así de duro. Así de entrada, este post podría girar en torno a la conciliación laboral y familiar (si queréis leer algun post al respeto aquí lo tenéis) o del concepto mal entendido de guardería como aparcamiento de criaturas, pero no. Mi única intención es reflexionar sobre los tejemanejes que llegamos a hacer los padres.

La situación se da mucho más en tiempo de la guardería (ahora me queda lejos, pero seguro que muchos estáis en esta etapa). La situación es muy frecuente y seguro que os suena . A media tarde, al llegar a casa, el niño/a está apagado y ya intuyes que si le pones el termómetro tendrá décimas. Lo haces... y efectivamente. 38’4.

¿Y qué es lo primero que piensas? ¿Dalsy o Apiretal? Al menos era mi dilema. Una de las gemelas me vomitaba directamente el Apiretal, así que dependiendo de los síntomas, le daba una cucharadita de Dalsy. Pero mientras tanto tú ya piensas en la logística del día siguiente. Yo siempre tenía y tengo la opción de dejar la enferma con una de las abuelas, pero... ¿y si no se tiene esta red tan cercana que pueda ayudarte? Pues muchas veces, por la mañana, como que se encuentran un poco mejor, cucharadita de nuevo de Dalsy o Apiretal y así esperas que la llamada "fatídica" de la escuela para decirte que se encuentra mal no se produzca hasta mediodía y con un poco de suerte habrás salido del trabajo y así podrás recogerlo.


¿De verdad creemos que engañamos a los maestros? Un día, hablaba de este tema con mi vecina, que justamente es maestra de jardín de infancia. Y se reía: "¡No! Lo intuimos a la primera. Es muy fácil saberlo“. "¿Ah sí? ¿Cómo lo sabéis?". "Les preguntamos. Marta (por ejemplo), ¿mamá te ha dado el jarabe naranja o el rojo?”

5 feb. 2014

Magia calidoscópica


Uno de los mejores regalos del Tió fue un calidoscopio. Pero ya podéis imaginar quién se pasó un buen rato jugando a mirar la luz, dándole vueltas para crear las formas más maravillosas de una forma prácticamente mágica. ¿Sabéis quién, no? Para mi es eso, magia, una magia de formas y colores. ¿Tenéis alguno cerca? No lo dudéis, cogedlo y jugad un rato... Ojalá a este 2014 no tengamos que darle tantas vueltas pero que nos salga con tantas formas y colores preciosos...