30 dic. 2013

La ladrona de tiempo (balance del 2013)

Hace unos días, Bea Mamadedos (@bcuatre) proponía hacer un post haciendo un repaso de este 2013. ‘Balance bloguero ' es un mini carnaval que estará activo durante tres días, el 29, 30 y 31 de diciembre. La idea es hacer balance, ya sea a nivel personal o como blogger. Me apunté sin pensarlo, pero luego me di cuenta que no era nada fácil ponerme a resumir este año que se termina.


2013

Hasta que me di cuenta que durante todo el año, hay una constante que se repite sin cesar. Es una lucha constante para robar tiempo al tiempo. Me he convertido en una ladronzuela de arañar tiempo para todo. Pero no soy la única, ¿verdad? Creo que es un mal común, al menos para muchos con los que comparto esta vida 2.0. Robamos tiempo para estar más con nuestros hijos, pareja y amigos. Robamos tiempo para leer blogs que nos gustan y aportan muchas cosas. Robamos tiempo para escribir en los nuestros, de blogs. Robamos tiempo para vivir vidas paralelas en grupos de WhatsApp. Robamos tiempo para llegar a todo, incluso a las reuniones de la escuela que acaban en horas que ya deberíamos estar durmiendo. Robamos tiempo para seguir nuestro timeline en Twitter y actualizar los status de Facebook. Para apuntarnos a mareas verdes, amarillas y fucsias. Para cabrearse con las cosas que pasan y que nos indignan y hacer y gritar un # mecabrea de los gordos. Robamos tiempo para intentar ser buenas madres en el mejor sentido de la palabra y terminar protagonizando anécdotas de #malasmadres de campeonato. Y robamos tiempo para ser unas perfectas imperfectas. Robamos tiempo para hacer los pasteles que hagan falta para ver una sonrisa fantástica en la cara de nuestros hijos. ¿Qué importan unas pocas horas menos de sueño?

¿Y sabéis qué?  ¿Sabéis que escribiría en mi tarjeta para este árbol de los deseos del 2014?

Pues que quiero continuar robando tiempo, porque quiere decir que este tiempo lo dedicaremos a cosas que realmente nos importan.

* Para querer a los que queremos.
* Para compartir con los que sentimos muy cerca, aunque estén lejos.
* Para continuar cabreándonos e indignarnos, porque lamentablemente la situación no nos dará tregua. Y para actuar.
* Para continuar haciendo fuerza todos juntos. También robaremos tiempo para actuar contra las injusticias y los pasos atrás que vemos cada día.
* Para seguir aprendiendo.

Robaremos tiempo al tiempo para continuar esforzándonos en hacer realidad los sueños. Los propios y los colectivos.

¡Que en 2014 venga lleno de fuerza!



¿Me dejáis ponerle música? Una canción de uno de mis musicales favoritos : RENT .
Seasons of love.







23 dic. 2013

No hay nada como una hermana melliza


No puedo evitar compartir con vosotros lo que ha pasado esta tarde. Porque para mí es la demostración impresionante del vínculo increíble entre melliz@s/gemel@s. Ona y Estel estaban muy “movidas” (llevamos días así, entre su cumpleaños, fiestas de la escuela, Pastorets, el Tió inminente...). La tarde ha sido bastante agotadora, y cuando menos lo pensaba, Ona ha dormido en el sofá. No había parado en todo el día, así que he visto mi oportunidad. Con una dormida, es más fácil poder ducharse tranquilamente. "Estel, la vigilas y si necesitas algo vienes, ¿de acuerdo?”.

Justo cuando he terminado, me he encontrado a Estel dormida en el sofá (ya me había extrañado tanto silencio y tan poca interrupción) y que Ona empezaba a despertarse. Cuando duerme poco o está muy cansada, no tiene un buen despertar. Ya la he notado con ganas de lloriquear. Me la conozco, sé que necesita que la abrace y esté con ella. Lo intento, pero se pone a llorar desconsolada. Le digo que venga conmigo a mi habitación. Estel (que es absolutamente lo contrario y con el vuelo de una mosca ya se despierta tan feliz), abre los ojos y nos acompaña.

Ona está desconsolada. No para de llorar. Le pregunto qué le pasa, si ha soñado algo que no le ha gustado (ayer vimos los Pastorets, y pienso que aunque se rió con los demonios, saldrá la imagen en algún momento). Dice que no lo sabe, pero que algo la hace estar triste. No hay manera de que pueda consolarla. De golpe se tumba en mi cama. Estel sale corriendo a su habitación. Vuelve con el 'doodoo' de Ona, con el que duerme desde que era pequeña. Se lo da. Se tumba a su lado y la abraza. Ona abraza fuerte el muñequito y la mano de su hermana. Se tranquiliza y deja de llorar.

Yo me quedo mirando a Estel, y le doy las gracias. Porque ella ha sabido rápidamente qué podía ayudar a su hermana, y se lo ha ido a buscar. “Ona, ¿estás bien?". “Sí, mama".


No me digáis que no es fantástico tener una hermana melliza...

Nuestro deseo


18 dic. 2013

El día que fui modelo de revista

Cuando yo era pequeña - adolescente, las modelos de moda eran Claudia Schiffer o Elle MacPherson. Me las conocía porque en casa mi madre siempre compraba el Hola, de modo que en algún momento u otro las hojeaba. Siempre me habían llamado la atención los modelos que se ponía Agatha Ruiz de la Prada.



Y quién lo iba a decir, que años después, Ona se pasaría un rato dibujando y me viene muy contenta para decirme que me pintado mí. Que en su dibujo, llueve, y que por eso me ha puesto botas de agua. Y como dos días antes había ido a la peluquería y me había alisado el pelo - algo que las dejó sorprendidas - , me había pintado con mi pelo rizado. "A mí me gustas más así, mama”. ¡Y mirad qué maravilla! Ahora resulta que soy yo la modelo. Porque no me diréis que con este vestido (aunque parezca una campana), no podría pasar… ¡por modelo de Desigual! ( incluso llevo el paraguas en conjunto!) . ¡Me encanta! ¡Gracias Ona! 


16 dic. 2013

Ya hace días que lo cebamos...



Para Ona y Estel es LA tradición de Navidad con diferencia. Quieren al Tió con locura. Una vez ha "cagado", nuestro Tió se va a vivir a las montañas, donde no hace tanto calor y tiene árboles para vivir en medio del bosque. Hace un par de semanas apareció justamente en el bosque, y aunque el grito inicial de alegría al encontrarlo (porque en verano cuando caminamos por los bosques lo buscamos desesperadamente y no lo encontramos nunca), de golpe Ona se puso muy seria y medio llorosa dijo que ese no era nuestro Tió. Dijo que no le quería y durante un buen rato estuvo callada. Con la ayuda de Estel  lo subimos a casa y vimos que tenía una grieta en la corteza, y que era el nuestro. Finalmente Ona lo reconoció y lo abrazó  (buffff, qué sufrimiento sólo de pensar que nos hubiéramos  tenido que inventar). Ahora le damos la cena cada noche ... en espera de la Nochebuena.


El viaje del Tió (un artículo donde encontraréis un poco más de historia sobre la tradición)


15 dic. 2013

Un Arco Iris capturado dentro de un frasco


Cada año, para el cumpleaños de las pequeñas, aprovechamos para hacer un regalo "especial" a toda la familia cuando vienen a casa para la fiesta. Hecho por las pequeñas... un DIY, ahora que está tan de moda :-). El primer año hicimos un memory muy personalizado, y el año pasado un jardín particular.

Este año pensé en un regalo que hacía cuando era pequeña (y no tan pequeña, la verdad) y que me gustaba mucho. ¿Quien nunca ha hecho estas botellitas que parecen querer concentrar la Arco Iris? Pensé que la dificultad se adecuaba bastante a su edad, de manera que, en el momento que las tardes ya no invitaban tanto a jugar en el parque, comenzábamos la producción en casa.


Primer paso: Sí que es verdad que ya puedes comprar la sal / arena de colores, pero así no tiene tanta gracia, ¿verdad? De modo que el primer paso fue "teñir" la sal con tizas de colores. Toda una técnica de concentración para las pequeñas...

Segundo paso: operación vertido (con un embudo). Ir colocando la sal a puñaditos para ir haciendo capas


Tercer paso: una vez tenemos lleno el frasco, sólo nos queda redecorar un poquito. ¡Y ya lo tenemos! ¡Fácil y muy bonito!

12 dic. 2013

Cinco años. Carta a Ona y Estel


Cinco años. No puedo ni creérmelo. El día 15 de diciembre cumpliréis 5 años. Me cuesta creer como vuestro nacimiento hace que mamá module el tiempo de otra manera. Me parece increíble lo deprisa que han pasado estos cinco años, y miraros y pensar todo lo que habéis aprendido, todo lo que ya habéis vivido y como habéis crecido. Si cierro los ojos recuerdo como si fuera ayer el momento de estar tumbada en la camilla e la ginecóloga, y escuchar por primera vez, el latido de vuestros corazones. Me parece ayer cuando todavía estabais en la barriga. Me parece ayer que le vi por primera vez.

Os escribo ahora porque sé que desde hoy viviremos un espiral de fiestas, celebraciones y emociones. Desde que estabais dentro de la barriga trataba de imaginar cómo seríais físicamente y qué carácter tendríais. No recuerdo cómo os había imaginado, porque la realidad me sobrepasa y sólo sé qué siento cuando os miro y os abrazo. Os veo fascinadas por las letras y los números, con unas ganas impresionantes de escribir palabras y sonidos (incluso con esas letras que os 'engañan’), de descubrir todo lo que tenga que ver con los gamos y las montañas, de subir cimas, de tocar animales, de poneros aquellos patines en línea que habéis heredado y buscar el equilibrio que os haga avanzar. Queréis  bailar, hacer teatro, pintar, cantar, gritar, jugar, cocinar, disfrazaros...

Os miro y veo dos niñas contentas. Y cada vez más, siento la importancia de daros vuestro espacio, de respetar vuestras diferencias, de tener un tiempo para cada una, porque cada una tenéis vuestra  personalidad, problemáticas e intereses. Sé que hay cosas que a ti se te hacen una montaña, y te cuesta expresar tus sentimientos y eso hace que a veces estés triste y te enfades contigo misma. Pero aquí nos tienes, para ayudarte y enseñarte a cómo conducir la situación. Y sé que a ti te cuesta tener paciencia, que te gusta probar de todo. Y que a veces papá y mamá nos "enfadamos" porque solucionas las cosas "sollozando”. Pero aprendemos a hablar las cosas ¿verdad?

Me emociona ver cómo os queréis la una a la otra. Sí, también os peleáis, os gritáis, más de un empujón y arañazo, a veces una tiene envidia de la otra por si papá o mamá le dedican más atención o no... Pero jugáis muchísimo juntas, comparte aventuras y sobre todo, compartís la vida. Y espero que la compartiréis, haciendo el camino juntas, o estando muy cerca.

Cumplís cinco años y os queremos mucho, pequeñas. Muchísimo.

Feliz cumpleaños, Ona. Feliz cumpleaños, Estel.

11 dic. 2013

El porta-paraguas portátil


Caen cuatro gotas. Queremos salir a pasear pero el cielo todavía está absolutamente gris y amenaza lluvia. Cuando salimos las pequeñas llevan su paraguas, porque de entrada siempre les hace mucha ilusión. Al cabo de un rato ya no saben qué hacer con ellos.

Suerte que papá es el mejor porta-paraguas del mundo

8 dic. 2013

Sobre la creatividad de los niños



Estel salió muy contenta de la escuela el otro día con su obra de arte hecha con palillos y porexpan . Me explicó que era un bosque, que había pegado dos trozos como base y que los palillos eran los troncos y los trocitos de porexpán más pequeños las ramas de los árboles. Son la clase de Las montañas, con lo cual no me extrañaba que en uno de los “espacios” hubiese creado este bosque.

El modelo original pero, ha ido sufriendo variaciones. De entrada ya me "mató " cuando me colocó a Dora (es público y sabido que le tengo un poco de horror)  paseando por el bosque. Pero al día siguiente comenzó a colocar los palillos en la base, que a mí me hacía pensar en películas apocalípticas tipo "Fortaleza infernal" o castillos inexpugnables por el estilo.

"Estel, ¿por qué has puesto todas estas puntas en el bosque?”
“Mama, ya no es un bosque, es una nave espacial “.


Me quedo boquiabierta y pensando, una vez más, que no hay nada comparable como la imaginación y la creatividad de los más pequeños. Y que con un poco de suerte, me mandará a Dora a la Luna. Y que tengo que apuntar "palillos" en la lista de la compra para el supermercado.

2 dic. 2013

Ese maravilloso vínculo entre mellizas



A menudo me preguntan si las pequeñas tienen un vínculo importante/especial entre ellas. Parece ser que a todo el mundo le fascina esta relación especial entre gemelos. No hablo de fenómenos extraños, ni tampoco lo puedo comparar con el vínculo con otros hermanos... porque no lo sé. Sólo sé que me preguntan si hay una relación especial entre ellas. La respuesta es sí, ABSOLUTAMENTE.

Estel hoy no ha podido ir a la escuela. Se ha levantado con el ojo muy rojo y hemos tenido que ir al médico. Por suerte, como yo había trabajado el fin de semana, hoy tenía fiesta y no hemos tenido que correr a buscar canguros, sino que me he podido quedar yo con ella. Estel estaba contenta porque tenía la perspectiva de pasar el día conmigo. Pero a media mañana, recién llegadas del médico, me ha preguntado si Ona ya estaría jugando en el patio. Nos hemos puesto a preparar la comida, pero todavía era relativamente temprano. "Mama, Ona almorzará a la una, cuando coma Ona, también lo haremos tú y yo, ¿de acuerdo?”.

Y después de comer, de repente, se ha puesto a llorar. No le pasaba nada, sólo que echaba de menos a Ona para jugar. Ya le estaba bien pasar el día conmigo, pero obviamente, le faltaba su compañera de juegos. Porque se pueden pelear, discutir, competir por ciertas cosas... pero son unas compañeras de juegos fantásticas. Estel lloraba y lloraba y no podía consolarla... echaba de menos a su hermana. Me he emocionado de ver cómo se quieren. Y desde las cuatro y media (la hora en que Ona ha salido de la escuela para ir a natación) hasta las seis y media que no ha llegado a casa, Estel me ha pedido cada cinco (!) minutos, qué estaría haciendo su hermana.

¿Y qué ha pasado cuando la Ona ha llegado a casa?

Estel: "Hola Ona, ¿te has tirado de cabeza en la piscina?”
Ona : ¡Sí !
Estel: Antes he llorado porque te echaba de menos. No sabía a qué jugar.
Ona: Yo también te he echado de menos.
Estel: ¿Has llorado?
Ona: No, no he llorado, pero he echado de menos. (Y se abrazan)


Sí, realmente el vínculo entre gemelos debe ser muy especial.

1 dic. 2013

Investigando algunas huellas


Una de las tareas que más les ha gustado de la escuela en los últimos días es haber investigado las huellas de los animales.
El año pasado ya lo habían estado trabajando, pero la verdad es que les gusta mucho comprobar las huellas. Sólo que Estel me preguntaba si podíamos coger un trozo de barro muy grande y conseguir la huella de un elefante...


´
Las pequeñas han empezado este año con la "Carpeta viajera", dónde cada viernes traen los trabajos que están haciendo en la escuela. Realmente ayuda mucho a ver qué y cómo están trabajando los contenidos en la escuela, de manera que asumes mucho más cómo es su aprendizaje. Me parece interesante compartirlos y debatirlos con vosotros. ¿Os animáis?

1 - EL GRAN DICTADO