31 may. 2012

Juntas - 2


"Me dan miedo las olas"
"Dame la mano"
"Cógeme fuerte"
"No tengas miedo, estás conmigo"


La conversación es real. Fue así. Cada temporada, el primer día de playa es como una aventura que no sabes muy bien cómo responderán, si les molestará la arena o les dará miedo el agua. Este año el primer día fue fantástico, estuvieron jugando y pasándolo muy bien. "Dame la mano. No tengas miedo, estás conmigo". Tan pequeñas y saben que juntas tienen más fuerza. Que se pueden enfrentar a todo. Caminan juntas y aprenden a amar, a llorar, a tener miedo, a ser valientes, a enfadarse, a entender que las cosas no pueden ser ahora y aquí. No puedo evitar emocionarme cuando las veo así. Me demuestran, día a día, que tienen una relación muy especial que no sé hasta qué punto soy capaz de entender. Por muchas peleas, celos y momentos que están muy enfadadas... creo que por encima de todo se quieren muchísimo. ¡Tener un compañero de juego así debe ser fantástico!

30 may. 2012

Sobreviviendo a dos, de Mis Mellis


Nuria del blog “La invasión Twin” me ha invitado a escribir un post sobre mi experiencia como madre de múltiples para celebrar el cumple de su blog, y la verdad no se muy bien por donde empezar porque hay muchas cosas que contar.

Lo primero a toda futura madre de múltiples mantener la calma ante la noticia, si lo vuestro es por tratamiento puede que ya contarais con esa posibilidad, puede que incluso os alegréis con la noticia y os sintáis las mujeres más dichosas del mundo. Craso error, se os avecina un cielo con grandes nubarrones tras el cuál aparecerá el sol… asi que antes de celebrarlo por todo lo alto y propagar la noticia a los cuatro vientos aprovechar el embarazo para descansar y cuidaros al máximo.

Ignorar los consejos bien intencionados y los mal intencionados también, olvidaros de la amiga estupenda que tuvo un embarazo horrible, mandar callar a aquellas mujeres que se empeñen a contaros lo horrible de su parto y no presupongáis absolutamente nada porque cada embarazo es un mundo y cada parto una historia diferente. Esto lo dice una que no tubo ningún síntoma de embarazo, y que estuvo estupenda hasta el último segundo, cero estrías y engordé tan solo 13 kilos, eso sí mandé callar a toda fémina que se empeñaba en asesorarme, mi cuerpo es mío y hago con él lo que me de la gana.

No os volváis locas comprando, os vienen dos y eso significa doble gasto, pedir a la gente de confianza cosas útiles como productos de higiene e incluso pañales, hacer una lista con lo estrictamente necesario y no os dejéis llevar ni por el consumismo ni por el señor de la tienda que querrá hacer el agosto con vosotras al saber que esperáis dos.

Vivir el embarazo por y para vosotras, olvidaros de los miedos y cuidaros y eso significa comer sano, ejercicio moderado, y descansar cuando el cuerpo os lo pida, mentalidad positiva de que se puede llegar a un embarazo a término y que no tiene por qué ser cesárea.

Aprovechar el embarazo para mentalizaros de que una vez que nazcan los bebés seréis fruto de todo tipo de comentarios. Gente que os felicitará como si os hubiese tocado la lotería y gente que os dará el pésame, si, es cierto hay gente que da el pésame. El premio gordo lo gana quien tiene niño y niña de golpe, e ir pensando que os van a parar por la calle, y que vuestro hijos si son mellizos tienen obligatoriamente que cumplir los siguientes requisitos: respirar a la vez, dormir a la vez, pesar lo mismo, y ha de haber uno más bueno que otro, estos puntos son obligatorios, en caso contrario la gente fruncirá el ceño y pensará que vuestros mellizos son muy raros. Además poco importa que sean niño y niña la gente dirá que son idénticos…


Ser inteligentes y en el momento del parto pedir que no os agobien demasiado, en mi caso pedí que las visitas se hicieran con posterioridad para tener tiempo de recuperarme… mis hijos estuvieron 17 días en incubadora, pedir que os dejen tocarlos y hablarles mucho, todo lo que podáis. Antes del parto asesoraros sobre lactancia materna, es posible con gemelos, pero cuesta y mucho, yo estuve 3 meses y ahora los recuerdo como meses agotadores en los que solo cambiaba pañales y daba biberones.


Que nadie os engañe, tener mellizos no da la felicidad, ni es como si te tocara la lotería, es agotador, frustrante, no puedes dedicar a tus hijos el tiempo necesario por separado, pero a cambio tienes grandes satisfacciones como cuando empiezan a interactuar.

Antes de ser mami por partida doble valoraba mi anonimato, valoraba ir por la calle y que nadie me mirara, que nadie me parara y que nadie me diera conversación con temas cansinos.


Desde que Repollete y Princesita nacieron tengo que soportar todo tipo de comentarios, gente que me para, gente que me pregunta, gente que toquetea a mis hijos, gente que me pide que les venda uno…. Hace unos días paseando con ellos, me senté en un parque, ellos dormían asique yo jugueteaba con mi móvil, error, enseguida se acercó una individua y me dijo: “Anda si tienes dos… vaya putada”, tragué saliva y le dije: “Putada es un cáncer, putada es no llegar a fin de mes, putada es que te despidan o putada es quererlos y no poderlos tener”… argggg  A todo esto la susodicha señora iba con tres muchachitos, desconozco si de ella o de la vecina, ¿es legal que una madre crea que es una putada tener gemelos, trillizos, cuatrillizos o un camión de hijos?


Unos días después le estoy contando semejante hecho a Papimelli cuando un señor nos dice: “¿habéis ido a las rebajas?” Papimelli que es muy correcto le dijo ¿perdón? Y el hombre le dice: “No, lo digo por el dos por uno” ¿mande? ¿Se puede ser tan simple y recurrir a una broma tan ridícula? Lo peor es cuando te encuentras con las típicas mujeres que te dicen: “los llevas muy abrigados” “los llevas muy frescos”, me deben ver con cara de madre-adolescente con necesidad de que le den consejos.


Pero algo que siempre me ha causado indignación es la típica pregunta de: “uy el niño es más grande que la niña, ¿Por qué? ¿No come? Eso es que no te da la leche suficiente”… vamos a ver puede que Repollete sea más grande y regordete que Princesita, pero es que son dos personas diferentes y de distinto sexo…

No me importa cuando me encuentro con mujeres mayores y te paran, a veces te cuentan que ellas tuvieron gemelos o cosas similares, una mujer mayor por ejemplo me contó que tuvo gemelos y que todo fue una sorpresa porque hace 60 años lo de las ecografías no existía jajaja… y que cuando nacieron sus bebés eran tan chiquitos que los pusieron en una cesta de mimbre con algodones para trasladarlos al hospital… me gustó esa historia porque salieron adelante y la mujer se emocionaba cuando lo contaba.


Asi que a todas las futuras mamis múltiples os recomiendo mucha paciencia con la gentecilla que os rodea, descansar todo lo que podáis, no dudéis en pedir toda la ayuda que necesitéis y sobretodo disfrutar a vuestros peques, porque un día los miraremos y nos daremos cuenta de lo rápido que pasa el tiempo, sobretodo en casa ajena…


Post de MisMellis, del blog Mis Ovomellizos


29 may. 2012

Tengo 4 hijos. 2 + 2. (La experiencia de Anna Pujabet)


Cuando me preguntan como es tener mellizos yo siempre respondo que no lo sé. Las cosas se miden y describen por comparación y en mi caso no hay comparación posible.

Tengo 4 hijos que nacieron en dos partos distintos pero a pares. 2 + 2. Lo único que se me ocurre decir, después de mucho pensar, es que, para una, tener mellizos es, como mínimo, algo normal. Y en esta normalidad habito.

Algo si debo reconocer al respecto: Las maternidades múltiples me han cambiado, descaradamente, la vida.

Y no solamente por la obviedad que supone convertirse en madre y en madre de mellizos por dos veces seguidas, sino también por un aspecto mucho mas profundo de la persona que soy, de la forma de ver el mundo y de transitarlo. Esta experiencia es la responsable de que hoy trabaje con mamas, papas y niños, sin saber como llegué hasta aquí y lo que es mas alucinante, sin recordar ni reconocer siquiera a la mujer empresaria que fui hace nada.

Me parece un viaje. Una aventura sorprendente y fascinante cada día: Todo lo que hago, todo lo que veo, todo lo que aprendo.

No solo de mis hijos que son una fuente inagotable de conocimientos sino y además, como en cualquier viaje hecho des del corazón, encontrando por el camino montones de personas interesantes. No me canso de decir a donde voy que compartir es mágico y terapéutico. Debería ser obligatorio.

Este post es mi pequeñito regalo de aniversario para Nuria. Un lazo virtual. Una contribución a su espacio que me honra. ( Gracias por pensar en mi ) Mama de mellizos y bloguera. Su blog http://lainvasiontwin.blogspot.com.es/ es uno de los blogs que sigo y en el que acostumbro a reconocerme en cantidad de anécdotas y pensamientos. (Padres de mellizos echarle un vistazo). Des de aquí un beso doble, un achuchón y muchos ánimos para que no deje de escribir nunca y, en consecuencia, de compartir siempre.

Artículo y foto de Anna Pujabet
Página web: Mare de bessons
Facebook: El blog de l'Anna Pujabet

Twitter: @apujabet

28 may. 2012

Amor al cuadrado, un post de Somos Múltiples

Ay hijo, sabes, sabes
de dónde vienes?

(…)

De tantos sitios vienes,
del agua y de la tierra,
del fuego y de la nieve,
de tan lejos caminas
hacia nosotros dos,
desde el amor terrible
que nos ha encadenado,
que queremos saber
cómo eres, qué nos dices,
porque tú sabes más
del mundo que te dimos.”

Pablo Neruda. 1904-1973




El día que fui madre perdí definitivamente el miedo a amar demasiado y empecé a temer no saber demostrarlo lo suficiente. Dos puntitos en una ecografía se convirtieron en esas dos personitas que desde hace nueve meses marcan mi camino y presiden mis sueños. Tres corazones que latían al unísono dentro del mismo cuerpo son ahora tres cuerpos que al caer la noche se buscan para fundirse en un inmenso abrazo.



En la quietud de la noche cierro los ojos y escucho su respiración. Su fragilidad me enternece, me fascina y me atemoriza al mismo tiempo. No saben leer, ni hablar, ni andar y apenas se mantienen sentados pero me han enseñado más sobre la vida que todas las personas que había conocido hasta ahora.



Les ofrezco mi pecho y al tiempo de nutrir su cuerpo alimentan también mi alma en una simbiosis perfecta. Respiro hondo. Ellos huelen a mí y yo huelo a ellos, o más bien olemos a nosotros, esa triada indestructible que forjó la naturaleza a lo largo de 35 semanas.



Un cordón umbilical invisible nos mantiene indisolublemente unidos, no sabría decir donde empiezan ellos y donde acabo yo, y viceversa. Ella es independiente y luchadora como yo, curiosa como su hermano y tozuda como ella sola. Él es cariñoso y dormilón como yo, juguetón como su hermana y sociable como él solo. Y yo soy una mezcla de todas esas cosas, y muchas otras cosas que ellos no son. Juntos nos parecemos, nos diferenciamos y nos complementamos al mismo tiempo.



Mucha gente me pregunta como es ser multimadre. Ser multimadre es la angustia de oírles llorar a la vez y no saber a cuál atender primero. Es el privilegio de despertarme rodeada de dos sonrisas y de cuatro ojos que me observan con admiración. Es el temor a no saber repartir mi atención entre los dos de forma equitativa. La ternura de ver cómo descubren el mundo juntos y a la vez se descubren el uno al otro. El reto de encontrar un rato cada día para que puedan disfrutar de mí en exclusiva. La tranquilidad de saber que siempre se tendrán el uno al otro. La inmensa responsabilidad de satisfacer las necesidades de dos bebés al mismo tiempo. La suerte de tener dos cuerpos a los que poder abrazar a la vez y cuatro brazos rodeando mi cuello.



Sí, todo eso y mucho más es ser multimadre, aunque si tuviera que resumirlo en tres palabras simplemente lo definiría como amor al cuadrado. Un amor intenso, exigente, a veces agotador pero decididamente maravilloso.



*******

Este post es mi homenaje al primer aniversario del blog La Invasión Twin. Cuando Nuria, mamá bloguera de mellizas y periodista de profesión, me propuso participar me hizo tanta ilusión que hubiese pensado en mí que quise preparar algo especial, un post muy personal con un tono muy distinto al que utilizo habitualmente. Y creo que lo he conseguido porque este post no habla sobre la crianza de múltiples, sino de sentimientos, de mis sentimientos como madre, y estoy segura de que muchas madres -multimadres o no- se sentirán identificadas con lo que he escrito.



Por cierto la foto es mía, son los piececitos de mis hijos. Intenté hacer una fotografía más artística pero se mueven demasiado como para andarse con florituras.



Y en cuanto al poema, aquí podéis leerlo entero.



Entradas relacionadas:

Post y foto de Somos múltiples
Blog: http://somosmultiples.wordpress.com/
Twitter: @SomosMultiples



24 may. 2012

Esas preguntas típicas a una mamá de mellizos. (Escrito por Mis mellizos y yo)


Lo que más me sorprendió desde que tuve mi embarazo, es lo que a la gente, en general, le sorprende que estés embarazada de dos o más niños, y eso, unido a la indiscreción hace que un simple paseo se convierta en toda una experiencia, primero porque ¡madre mía¡ ¡Tardas un montón en hacer los recorridos¡ claro si no paran de pararte por la calle para decirte cosas ¿Qué cosas? Ahora os las voy a contar.


La verdad, es que el mero hecho de ver nuestro cochecito, ya les alucina creando una gran expectación por donde quiera que vamos. En mis primeras salidas estaba alucinada, no paraban de mirarnos, a veces me volvía para ver si era a mí, y bueno no era a mi era ¡a mi cochecito¡ … así que chicas arreglaos bien porque a partir de ahora os van a mirar, y mucho.

Hablando con otras madres de múltiples sobre este tema, todas coincidimos, siempre nos dicen las mismas cosas. Como nadie me había avisado de que esto me iba a suceder al principio estaba que ¡No daba crédito¡.

Así que, las que estéis embarazad@s preparaos porque estas son algunas de las típicas frases que vais a escuchar en muuuuuuuchas ocasiones:

- ¿Y son naturales? (No señora, son de bote, les cambio las pilas cuando veo que van lentos jeje esta pregunta, la veo ¡tan indiscreta¡ ¿qué más le dará a la gente? todos los bebes son naturales ¡por Dios¡).

- ¿Entonces estas embarazada de dos? ¡pobrecita¡ (Yo pensaba, eso eso, dándome ánimos).

- ¿Entonces son dos? Madre mía la que se te viene encima (Es curioso que esto te lo diga una señora mayor que luego te cuenta que tiene 4 ó 5 hijos de 40 y pico años, o sea que los saco adelante sin lavadora, ni pañales… ¿vosotras lo entendéis?).

- ¡Que bien la parejita así ya no tienes más¡ (Lo mejor, la cara de la gente cuando le digo ¡que si que quiero tener más¡ jejeje).

- ¿Son mellizos? ¿Pero han nacido a la vez?... pues no se parecen nada (Ala, a dar la explicación de que los mellizos no tienen porque parecerse, vamos, que nos tenemos que justificar de porque nuestros hijos no se parecen siendo hermanos. Si me pilla torcida la pregunta, suelo contestar “míos son los dos” y entonces ponen una cara de alucinamiento total jaja).

- ¡Uy dos hijos¡ tendrás ayuda ¿no? (Y que le importará a la gente si tengo ayuda o no, particularmente, no he tenido ayuda pero es que no la he necesitado, ¡que solo son dos niños no una tropa¡).

- ¿Y quién es el mas bueno? ¿Lloran a la vez? ¿Se ponen malos a la vez? de este tipo, todo lo que os podáis imaginar


Todos estos comentarios, me hicieron darme cuenta de que la gente que no ha vivido nuestra experiencia (que normalmente es la que dice ese tipo de cosas), no tiene una idea real de lo que es criar a dos niños a la vez, ya que, bajo mi punto de vista, es una experiencia maravillosa. No es tan duro como la gente piensa y menos, teniendo en cuenta el amor que una madre pone en la crianza de sus hijos. Así que, cada vez que una chica embarazada de gemelos me pregunta por mi experiencia sobre la maternidad, le digo la realidad que yo he vivido, que es una experiencia maravillosa, que va a disfrutar de mucho de sus hijos y que el verlos crecer a la vez le va a aportar experiencia únicas, ver la relación que existe entre ellos, sentir abrazos múltiples… ¿hay algo mejor en la vida que tener siempre los brazos llenos de amor?

Post de 'Mis mellizos y yo'

23 may. 2012

La crianza de múltiples, la reflexión de Nely Vicario





Hace días (en realidad casi dos meses), que le doy vueltas a este artículo que me pidió Núria para celebrar el primer aniversario de su blog. Conste que no me puso condiciones, sólo que hablara de la crianza de múltiples, y yo, como mamá de gemelos pensé “uy qué fácil, vale!!”.

Pues de fácil nada. Resulta que pensando, pensando, pensando… me doy cuenta que sólo me sale el agravio comparativo, crianza de múltiples vs. crianza de uno, donde obviamente (para mi) la de múltiples sale perdiendo.

Así que por amor a mis pequeños gemelos y un mal planteamiento inicial, no terminaba de lanzarme. Y de pronto alguien me dice, ¿sabes cuántas madres de múltiples sienten lo mismo que tú y no se atreven a ponerlo en palabras?. Pues aquí estoy, pretendiendo ser sincera conmigo misma y de paso dar voz a otras que puedan sentir parecido.

No es que no quisiera tener gemelos, es que no entraba dentro de mis planes, es que para mi no era una posibilidad y es que, en realidad, no estaba preparada para ello. Yo quería ser madre de nuevo y poner en práctica todo lo que mi maternidad primeriza me había enseñado, lo que había aprendido, lo que hubiera querido hacer con la mayor y por la razón que fuera no pude, o no supe. Tal vez quería sanar y no lo sabía. Tal vez idealizaba la maternidad y continúe idealizándola después de nacer los gemelos.

Idealizar significa vivir en el imaginario sin poner la pizca de realidad que necesitas para no machacarte cuando las cosas no salen como querías. Y yo quería un embarazo consciente, un parto natural, una lactancia prolongada, colechar, criar con apego, portear y fusionarme con mis bebés.

Pero son dos (más una), y aunque mucho de lo que me propuse lo fui consiguiendo, en demasiadas ocasiones fue más sacrificio que disfrute. Y si me paro a analizar esta sensación me doy cuenta de que lo natural es tener un bebé, pero tener dos o más puede superarnos y entonces necesitamos AYUDA!!

No pasa nada, podemos pedirla, podemos recibirla, no somos más débiles o peores madres por ello. Podemos reclamar una tarde a solas, podemos alegrarnos de que llegue la hora de ir a trabajar. Tenemos derecho a desconectar y no por ello queremos menos a nuestros hijos.

Podemos expresar que nos duele no poder pasar horas con nuestro bebé en brazos porque el otro nos reclama, que nos sentimos culpables porque el sueño nos puede cuando ellos quieren jugar, que querríamos una casa más limpia y recogida pero esto es lo que hay, que se te parte el corazón cuando te das cuenta de que te has adaptado al llanto y no reaccionas con la misma rapidez. Podemos verbalizar claramente que estamos enfadadas, furiosas, decepcionadas, tristes, superadas… y permitirnos estarlo. Reconocer lo que sentimos, reconocernos imperfectas, y empezar desde ese punto.

Necesitamos, ante la llegada de múltiples, un replanteamiento, una tribu entera dispuesta a tender una mano, una buena dosis de humildad para aceptar hasta dónde puedes llegar y… tiempo.

Tiempo para ver que tus bebés crecen, que están sanos, que son felices, que les quieres con locura y que mereció la pena.

Post y foto de NELY VICARIO
Blog:
http://imaginarsonrisas.blogspot.com.es/
Twitter: @Nelyvv
Facebook: http://www.facebook.com/pages/Imaginar-Sonrisas/101134183343160

 






22 may. 2012

Sonrisas dobles y alegría doble. (Así lo vive Charo Ruiz de Mis mellizos prematuros)




Cuando Nuria me mando un mail contándome lo que había pensado para celebrar el aniversario de su blog, y preguntándome si podía contar conmigo no me lo pensé ni un minuto y la respuesta fue si. Así que aquí estoy delante del ordenador intentando escribir un post que llegue a todas las mamas que están embarazadas de múltiples, y que este a la altura para poder agradecer a Nuria su invitación.

Si os soy sincera no se me ocurre ningún tema de que hablaros que no haya sido escrito ya por muchas personas, aunque cada una de ellas haya puesto su punto de vista personal. Así que permitirme que os diga unas cuantas cosas que a mi personalmente me ha tocado vivir, y seguro que muchas de vosotras os sentiréis identificadas, y las que los que aun no los hayáis tenido seguro que pasareis por eso.

Los primeros meses he de deciros que todo parece un campo de batalla, las tomas, los cambios de pañales… Parece que el día en vez de tener 24 horas tenga la mitad y nos de la sensación de que no llegamos a todo. Pero si que llegamos y los peques van creciendo y se van haciendo fuertes y nosotras vamos aprendiendo con ellos y de ellos.

Las primeras salidas… ¿Qué puedo contaros de ellas?… No había día que no llegáramos tarde, y es que entre darles el bibe, vestirlos, coger todas sus cosas, montar el carro, que cuando es con capazos y doble suele dar algún que otro dolor de cabeza, subirlos en el coche… podíamos tardar mas de una hora, y eso siempre que no hubiera algún imprevisto de ultima hora, como una caca antes de salir, un se nos ha olvidado el chupete, el niño se ha manchado… Así que al final aprendimos que era mucho mejor no decir a que hora íbamos a llegar a un sitio, así si llegábamos pronto mejor, y si llegábamos un poco mas tarde no se preocupaba nadie…

Los baños, si con uno ya es difícil, con dos la cosa se complica, y eso que cuando son pequeños, el problema no es mucho, a medida que crecen la cosa se pone mas fea… Lo que mas nerviosa me ponía, y digo me ponía porque ahora los baños y las comidas son a la vez, es que uno de los dos se pusiera a llorar mientras estaba con el otro, y eso que mientras bañaba a uno, el otro siempre lo tenia en su hamaca al lado mío para que me viera y así no llorara, pero había veces que daba igual y los llantos eran irremediables, así que al final una aprende a vivir con los llantos del otro. Y no porque a mi me guste oírlos llorar, ni mucho menos, pero era imposible dejar al otro que estaba en la bañera, para poder atender a su hermano/a, así que como lo tenia al lado y veía que estaba bien y que únicamente quería que lo cogiera a bracitos y le hiciera caso también, pues con los nervios a flor de piel acababa de bañar al otro y vestirlo y pasaba al segundo.

En el tema comidas, lo mismo, porque yo siempre he sido de uno primero y otro después, lo de darles a los dos a la vez para mi no era una solución, ya que si uno comía mas rápido que el otro siempre tenia a alguno de los dos refunfuñando. Así que primero uno y luego el otro, hasta que han sido mas mayores que ya comen los dos a la vez, pero porque comen ya solos.

Ahora bien, después de contaros estas cosas, que muy buenas no son, he de confesaros que después del susto inicial, de saber que venían dos, puedo deciros que es la cosa mas bonita que me ha sucedido. Es doble trabajo, doble sacrificio, pero también sonrisas dobles, besos dobles, abrazos dobles, alegría doble…


Ahora que ya tienen 19 meses, y después del largo camino recorrido, miro hacia atrás y no me acuerdo de lo malo, simplemente me acuerdo de todos los momentos bonitos que he vivido con ellos y junto a ellos. Echo de menos a esos bebés que en todo momento necesitaban a su mamá, porque ahora ya se han convertido en dos peques inquietos y exploradores que quieren hacerlo todo solos. Se que aun me queda una dura batalla y un largo camino pero sus sonrisas al despertar y cuando me ven hacen que todo lo que tenga que sacrificar por ellos valga la pena.

Post y foto de CHARO RUIZ
Blog:
http://mismellizosprematuros.blogspot.com

21 may. 2012

La "Invasión" cumple un año

En enero de 2011 me decidí a empezar a escribir un blog. Era una necesidad vital, necesitaba plasmar esta aventura increíble. Comenzó en catalán, pero al cabo de unos meses (a mediados-finales de mayo), nació LA INVASIÓN TWIN.  Entrar en la blogosfera me hizo descubrir multitud de mamás y papás que también escribían sobre su día a día y sus experiencias. Y empecé a conocer a muchísimos papás y mamás de gemelos y múltiples. La mayoría de veces, leer todos sus artículos me reconforta, porque me hacen pensar que ciertas cosas “no me pasan únicamente a mí”. O gracias a vosotr@s he leído multitud de buenos consejos y trucos. Pero por encima de todo, me han encantado leer las experiencias, y ver que muchas veces, tod@s sentimos cosas muy similares.

Pensando en el primer cumpleblog, me decidí a pedir a algunos blogs que leo desde el principio o sencillamente porque hemos interactuado más, si les gustaría escribir un post intentando explicar esto tan divertido, mágico, agotador y múltiple que es tener gemel@s. Des de que empecé a organizarlo he conocido a muchos más que ya no han tenido tiempo a participar, o otros que hubieran querido, pues las cosas se liaron a última hora. Nuestras carreras contra reloj!



Espero que disfrutéis de los posts que han redactado. Creo que han hecho un maravilloso ejercicio de sinceridad que no es fácil. Han dicho cosas que mucha gente no se atreve a decir abiertamente. Y en cada uno de ellos hay una reflexión importante alrededor del hecho de ser padres de gemel@s.

Charo, de Mis mellizos prematuros, hablará de un tema vital: la logística. Y la gran pregunta… ¿Tener dos bebés significa doble trabajo?

Nely, de Imaginar Sonrisas, se sincera con ella misma para responder a la comparativa crianza de múltiples vs. crianza de uno.

Y des de Mis mellizos y yo, repasaremos las multitudes de preguntas que “aguantan” las mamás de gemel@s


En el blog Somos múltiples, también me han regalado un post llego de sinceridad sobre esto de ser mamá de múltiples.

Anna Pujabet és mamá de dos pares de mellizos. Sí, sí, 2 + 2. En el post analiza esta experiencia increíble.
Mis mellis, del blog Mis Ovomellizos, también se suma a esta celebración recopilando una buena serie de consejos para futuras mamás múltiples.




MUCHÍSIMAS GRACIAS A TOD@S POR PARTICIPAR, POR LEER, POR COMENTAR Y POR COMPARTIR. UN BESO ENORME!







16 may. 2012

#equilibrando el desequilibrio

Muchos días me siento así. Una equilibrista haciendo malabares para llegar a todo. Hice esta foto casi por inercia. Pero cuando desde el blog de Conciliación Real Ya nos han propuesto celebrar el Día Internacional de la Familia con un Carnaval de blogs centrado en la importancia de mantener el equilibrio entre la vida laboral y personal, supe que sería la foto que lo ilustraría.

Quiero empezar esta reflexión diciendo que creo que soy afortunada. Tengo un trabajo donde me han permitido hacer horario intensivo de mañana y por las tardes puedo estar con mis hijas mellizas. Sé que hay gente que está en una situación mucho peor. Sé que hay países que pensarían que nuestras preocupaciones son ridículas y algunos que tendrían que buscar la palabra conciliación en el diccionario. Pero también sé que hay gente que puede compaginar su vida laboral y personal mucho mejor. Sé que hay países que se lo toman como una cuestión fundamental. Nos fijaremos en los que están mejor, ¿no?

 

Hay tantos temas a abordar que es imposible abarcarlos todos. Hoy quiero centrarme en el concepto “llegar a todo”. Hemos estudiado o luchado para conseguir un trabajo que nos llene y nos haga sentir realizadas. Muchas mujeres habían pensado que era su “todo” (o su “mucho”) hasta que la maternidad cambió al 100% ese concepto. Queremos ser madres y estar con nuestros hijos. Queremos continuar haciendo nuestro trabajo, queremos ser pareja, hermana, amiga y queremos tenerlo todo “controlado”. Yo he descubierto que no puedo llegar a todo. Por eso equilibrar nuestra vida laboral y familiar implica muchas veces renunciar a algunos aspectos. Y no debería ser así. Tengo que priorizar. Pero priorizar no debería significar renunciar absolutamente. No sería así si la cultura empresarial de este país apostara por los resultados en lugar de valorar las horas que se está en el trabajo. Si se entendiera que las jornadas reducidas son oportunidades de creación de nuevos empleos y de satisfacción de los trabajadores que las necesitan. Para lo que sea. Para cuidar de los hijos, de los padres, para estudiar o para dedicar su tiempo libre a una ONG. Mientras no haya un cambio de mentalidad profundo en muchos de estos aspectos… la sociedad continuará viviendo en un desequilibrio.


Por eso, mientras tanto, en menor o mayor medida, tenemos que ir #equilibrando este desequilibrio.

 

El mejor motivo para dejar de fumar





Fumé el primer cigarrillo siendo adolescente. Por una tontería, de aquellas cosas que haces por decepciones de amores adolescentes... para hacer ver que era mayor.







Fumé el último el cigarrillo para proteger las dos personas más importantes de mi vida. Fumé el último cigarrillo el 16 de mayo de 2008, el día que supe que estaba embarazada y que esperaba gemelos.

No he vuelto a fumar desde entonces. No me representó ningún problema ni ansiedad durante los meses de embarazo. Y la verdad, no me representa ningún problema ahora. No quiero que me vean con un cigarrillo en la mano. La imagen de una mujer embarazada fumando me duele. Por ella y por el bebé que lleva dentro.

12 may. 2012

Pinceladas del mundo (9) Parque fluvial del río Ripoll, Sabadell


Hoy no os propongo, pequeñas, un viaje de recuerdo, un sitio en el que vosotras no habéis estado. Por el contrario, lo conocéis y ya habéis estado más de una vez. A las peques les encanta ir de excursión en bici com papá y mamá. Para vosotras son los árboles, los patos, los pájaros, las ranas y algo que os llamó mucho la atención hace un par de días. "Mira mamá, una sillita roja allí dentro del río". "Mamá, no se tiran sillas al río, ¿verdad?". No preciosas. No debemos dejar que se estropeen estos paisajes. Hoy nos quedamos cerca de casa. Os invito a dar un paseo por el Parque Fluvial del Riu Ripoll, en Sabadell.



"El mundo es muy grande, pequeñas". Todo empezó así. Un día me ayudaron a archivar las fotografías de los viajes. Al margen de preguntar cómo es que ellas no salían, hacían diez mil preguntas. Así que me inventé alguna historia y personaje de cada viaje para que ellas también formaran parte, aunque no estuvieran. Siempre les digo que las llevaré a todos estos lugares. Ojalá. La fotografía es una de mis grandes pasiones. Me hace ilusión compartir estas imágenes. Porque si habéis estado, os animéis a explicar las aventuras, historias y personajes que os habéis llevado de estos lugares.


OTRAS PINCELADAS DEL MUNDO
IRLANDA DEL NORTE
EGIPTO

FORMENTERA
CARCASSONNE
MONT SANT MICHEL
LISBOA
ROMA
BERLIN


10 may. 2012

El fin de semana de las 7 lavadoras



Tenéis que pronunciar el título del post en plan lúgrube. No, no es el título de un libro de Stephen King, pero podría serlo. La realidad siempre supera la ficción. Ya me lo decía todo el mundo que el primer año de guardería era muy duro... "Porque los niños lo pillan todo". De entrada, lo que nadie me aclaró es que los niños lo pillan todo... pero los padres también. Creo que nunca había estado tantas veces enferma como su primer año en la guardería.

Dudo que ese fin de semana se me borre de la cabeza. Las dos niñas cayeron enfermas. Vómitos y diarrea. No toleraban nada, ni agua. Beber un sorbo de agua era sinónimo de cambiarlas de arriba a abajo. Comer un poco de arroz era sinónimo de ponerlas en la bañera porque era imposible cambiarlas sin embadurnarse de los pies a la punta de la nariz. No había pañal capaz de contener... 'aquello'. Ni los mejores. Ni los más caros. Ni poniendo dos.

Siete lavadoras en un fin de semana. No exagero. Lo recuerdo a la perfección, como si fuera ayer. Creo que es mi récord absoluto. Nunca había llegado a poner tantas. Llegué a temer que no tendría suficiente ropa porque no paraba de cambiar las niñas. Cada muda duraba un par de horas como mucho... y no dábamos abasto a lavarlo todo.

Sí, sí, los niños lo pillan todo a la guardería... ¿pero alguien nos podría preparar y advertir a los padres? Más que nada para comprar con tiempo una lavadora - secadora de tipo ‘industrial’...


6 may. 2012

El concepto 'Nosotras', un vínculo único

Por un lado está Ona. Por el otro... Estel. También tenemos a papá y a mamá. Y también tenemos el concepto "toda la familia". Y podemos añadir abuelos, tíos y primas. Podemos cambiar de nombre y de personalidad las veces que queráis (podemos ser personajes de Cenicienta o de Scooby-doo).


Pero el concepto más importante es NOSOTRAS. Y "nosotras" son ellas dos.
Ona y Estel.

Ya desde pequeñas han tenido clarísimo el concepto, pero la diferencia es que ahora lo verbalizan y te das cuenta que lo entienden como tal. "Papá y mamá tienen que ir a una reunión y mañana por la mañana no estaremos", les explico. Y rápidamente preguntan: "¿Y con quién nos quedaremos nosotras?". O les adelanto que "el fin de semana iremos a...". "¿Nosotras también iremos?", quieren saber. Y distinguen perfectamente cuando hablan de ellas dos (como hermanas) o de cada una en particular y de sus intereses.

Imagino que este NOSOTR@S es el gran vínculo entre gemel@s (imagino que entre hermanos también, pero con gemelos todavía debe ser más fuerte). Sólo deseo y espero que este vínculo, este nosotras, las acompañe a lo largo de su vida. Porque ahora son las mejores compañeras de juego, pero espero que a lo largo de los años, sean las mejores compañeras de vida y de camino. Y como pasa ahora, habrá peleas, celos, llantos y risas... pero sobre todo mucho amor. Porque inevitablemente, llegará un día que sus padres no estaremos y entonces se tendrán una a la otra. Y a mí eso, me hace estar más tranquila. Sólo hay que esforzarnos cada día para enseñarles que ese amor es único.

3 may. 2012

La twin-peluquería o esos pequeños accidentes

Cuando están jugando tranquilas y las oyes cómo se ríen porque se lo están pasando muy bien, un instinto dentro de ti te dice (y sabes perfectamente) que la cosa acabará mal. Con llantos, seguro... El mismo instinto que cuando hay demasiado silencio te dice que están preparando alguna y gorda.


Desde hace un par de semanas que les da por jugar a peluquerías. Se peinan, hacen ver que se hacen trencitas, colas ... El juego ya no es simbólico y ¡resulta que tenemos una twin-peluquería en casa!. Hace un par de días me distraje un rato. Me tumbé. Estaba agotada. Oía como jugaban. Y de golpe, alguien se puso a llorar.



Estel se me acercó y lloraba desconsolada. Vi que tenía la mano roja de sangre. Os ahorraré las prisas, limpiando la herida, presionando y poniendo el esparadrapo. Y claro, las dos llorando, porque si una ve a su hermana llorando como una desconsolada, en casa los conciertos los tenemos en stereo. Y después, cuando me fijo bien... empiezo a ver mechones de cabello sobre el sofá. ¡Fantástico! Primero habían jugado a cortarse el pelo (por suerte no hicieron ninguna desgracia) pero a alguien las tijeras le fueron un poco más allá e hizo un corte en la mano de su hermana (no fue nada grave, muy aparatoso, eso sí, pero ya está).

El aprendizaje del día:

• No te puedes despistar ni un momento. Es imposible, no se puede evitar todo, pero... es que no te puedes ni despistar un momento.

• Las tijeras confiscadas. Y recordad, pequeñas, que sólo sirven para cortar los papeles

• Los cabellos se cortan a la peluquería. Sí, peques, ¿recordáis aquella chica que no os gustó demasiado pero que al final se rió mucho? ¡Pues ELLA corta el pelo! Repetid conmigo... nos cortamos el pelo en la peluquería.

2 may. 2012

Crónica de Madresfera en Barcelona

Era la primera vez que participaba en un evento de este tipo, como blogger. El encuentro de Madresfera en Barcelona (en Boutique Secret) me ayudó a confirmar algunas cosas. Algunas cosas ya las sabía, otras... otras las intuía. Otros, me sorprendieron.

1) De la charla de Rafael Gimeno-Bayon, abogado especialista en derecho informático, me quedo con un concepto: empezamos a escribir un blog por pasión, por ganas de escribir y explicar los que nos pasa, y a menudo, ni pensamos ni damos ninguna importancia a los temas legales que están asociados. Quizás no lo necesitaremos nunca. Quizás cuando lo necesitemos ya será demasiado tarde. De la pasión a la profesionalización. Sé que estoy en el camino, pero todavía no sé muy bien en qué punto. Ya tengo deberes, pensar en ello. Como es habitual, muchos de los elementos importantes sólo se pudieron ver con una pincelada muy breve y superficial. Faltó tiempo. Buena parte del debate-interesante-, se centró en la protección de datos y la vigilancia de la identidad digital. Y otro concepto interesante: "Los errores de marca personal se producen principalmente en Twitter. Un solo tweet puede destrozar el trabajo de meses ", dice Gimeno. Me gusta el concepto 'slow tweet’.

2) Show-rooms. Ya conocía algunas de las marcas, productos y servicios que se presentaron. Propuestas más que prácticas como Mammaproof o Pekefriendly (muy relacionados con un tema que ahora me interesa mucho, como es el marketing familiar). También relacionadas con el ocio, como Salir en familia. O propuestas originales e interesantes como Rockillos o Piu et Nau.  Otros son productos que en mi experiencia como madre ya he "dejado atrás", como Quinny, Hipp o Almirón. Creo que las presentaciones serían más productivas si se plantearan como una conversación distendida entre marcas y bloggers y no como una exposición... dejadme utilizar la palabra "típica" para describirlo. ¿Qué tal una especie de speed-dating? Quizás de esta manera, cada marca y blog podrían centrarse en cosas que consideran más relevantes o provechosas para ambas partes. Lo dejo como sugerencia, @madresfera :)


3) La desvirtualización. Lo más importante es que un encuentro donde una parte de los invitados sean madres / padres bloggers es que necesitan tiempo para charlar. O madres / padres conocidos a través de las redes sociales. El coffee-break fue distendido y permitió las conversaciones más cercanas, más animadas y donde se vieron las ganas de colaborar los unos con los otros. Porque lo más importante es compartir experiencias. Por eso empecé a escribir un blog y por eso me gusta leerlos. ¡Pero fue demasiado corto! Sólo en cuanto a bloggers y "mamis" fue un placer poner cara y voz (como se suele decir) a madres y blogs, como @arare73, @Motherofthelamb @AISHASYLE @patinadora @mama2puntocero @mamavaca @Blogmodabebe @ParaelBebe ... espero no dejarme a nadie! Un placer poderos conocer. ¡Seguro que nos volveremos a encontrar!