22 dic. 2011

Yo pido a #PapaConcilia



Querido Papá Concilia,
mis mellizas acaban de cumplir tres años. ¿Estamos de acuerdo que son tres años maravillosos que deberíamos vivir intensamente? No puedo quejarme, pero a veces tengo la sensación que me he perdido cosas maravillosas en todo este tiempo. Me apasiona mi trabajo, pero he descubierto que hay dos personas que me apasionan muchísimo más. Es imposible definirlo antes de ser madre, pero es así. Es imposible imaginar cómo vas a llegar a depender de ellas. A veces me hacéis rabiar, pequeñajas... y perder la paciencia. Pero en el trabajo os echo de menos. Vuestra foto en la mesa, al lado de la pantalla del ordenador, es la que me hace recordar que al cabo de unas horas os veré. Y nos abrazaremos. Y jugaremos.

Papá Concilia, te pido algo muy fácil. O debería ser muy fácil de entender. Todos los padres y todas las madres deberían tener la oportunidad de estar con sus hijos. ¿De qué sirve tener a nuestros hij@s para salir del trabajo a las tantas y encontrarlos dormidos? Y pongo un ejemplo: Nuestros padres tienen que hacer de abuelos. No son canguros, ni taxistas. Creo que toda la gente que te está escribiendo cartas estos días ha sido buena y te piden cosas muy razonables. ¿Nos vas a conceder alguno de los 'regalos' que te pedimos?





Futuro. ¿Qué es futuro?



Durante la grabación de la felicitación de la radio, los pequeños decían algunas palabras: Alegría, familia, abrazos, amigos...


Estaba leyendo la lista a Estel para que repitiera las palabras. Le digo: "Futuro".
Se me queda mirando. "¿Qué es futuro, mamá?"
Fue la anécdota divertida de la grabación, pero hace días que pienso en ello. Me parece una pregunta muy complicada. Tan sencilla y tan complicada a la vez.


Estel, Ona:
Ahora mismo, cuando mucha gente mira adelante, ve una situación que no es agradable. Ven unos tiempos que están por venir que no serán nada fáciles. Algunos lo ven negro, esto del futuro.


Quisiera pensar que la codicia de la humanidad, los sin-sentido y los abusos nos han llevado hasta aquí. Y que esta situación será un punto de inflexión para volvernos más conscientes, más responsables y más sostenibles... con la humanidad misma y con este planeta en el que vivimos. Quiero imaginar que el futuro es un mañana lleno de oportunidades, de buenas personas, de momentos mágicos, de aventuras fantásticas, de amores, de decepciones, de amistades, de situaciones que os llenarán y os harán crecer como personas. Me gustaría deciros que el futuro es un tiempo lleno de... Que sea un tiempo pleno, completo, ya estará bien. El futuro es mañana, pequeñas, un mañana donde nos tendréis a vuestro lado a todos los que os queremos. Y mañana, lo volveremos a repetir. Y así cada día, para construir un futuro lleno.


Feliz Navidad a todos. Y que el futuro nos depare una sonrisa. La sonrisa de los seres que nos hacen creer que junto con el presente, será el mejor tiempo para vivir.

20 dic. 2011

¡Feliz Navidad!



Ona y Estel participaron en la felicitación que cada año realiza Ràdio Sabadell 94.6. Les hizo mucha ilusión entrar en el estudio de grabación (y hablar al micro "como hace mamá") y cuando ayer vieron el vídeo se emocionaron. Ellos ya lo dicen, pero me repetiré: ¡Feliz Navidad!


(La canción está en catalán, pero espero que os guste igualmente)

17 dic. 2011

Un 'Memory' personalizado


Este año volvemos a sorprender a la familia -espero- con una felicitación de Navidad y 2012 muy especial. Se trata de un juego que seguro que conocéis (el Memory), pero absolutamente personalizado. De esta manera, en cada casa tendrán uno y podrán jugar siempre que quieran. Además, ellas nos han ayudado a confeccionarlo y les ha gustado mucho estesecretismo’ que hemos creado. "Es una sorpresa!", dicen a todos. Están contentas de haber ayudado. Es muy sencillo. Se trata del tradicional juego de fotografías al que se ha de encontrar su pareja.

1 - Nosotros hemos escogido fotografías de las niñas (algunas juntas, otras de cada una de ellas con actividades muy específicas que les han gustado mucho o las han marcado por algo. La playa, la nieve, los animales, las vacaciones...)



2 - Una vez elegidas las llevé a imprenta. Compramos unas cartulinas gruesas y ya nos veis un martes cualquiera a altas horas de la noche, pega que pegarás.




3 - Volvemos a la imprenta. No tenemos suficiente tiempo ni una guillotina potente para cortar las fotos en casa. Una vez hechas las 'piezas', podemos empezar a poner las parejas de fotografías en unas cajas decoradas.








4 - Ya tenéis el Memory hecho. Las pequeñas ya han jugado porque han de explicar a todos cuáles son las reglas del juego . Aunque les cuesta un poco, se ríen mucho y están muy contentas cuando encuentran una pareja.


Ya
tenemos el regalo-postal de Navidad para la familia. Estamos convencidos de que les hará mucha gracia. Nosotros nos lo hemos pasado muy bien haciéndolo.
Tengo que agradecer a una compañera de trabajo que me diera la idea. Y también a su padre, que fue quien le hizo este regalo de pequeña. ¡Ya le he pedido que haga lista de estas grandes ideas! Thank you Saints!

14 dic. 2011

Tres años. Como si fuera ayer



15 de diciembre. Hace tres años que Ona y Estel llenan nuestra vida. De amor, de alegría, de risas e ilusión. Y también de cansancio, de momentos en que nos hacen perder la paciencia, los nervios y nos enfadamos. Pero lo saben solucionar a la perfección con una sonrisa. Pero los más importante, nos han dado una nueva definición de muchas cosas.

Os quiero pequeñas. Como nunca había amado a nadie. Gracias por tantas cosas!

13 dic. 2011

¿Donde estaba yo, mamá?




¿Como entienden los pequeños que antes de su nacimiento, el resto de la familia teníamos una vida? Que antes de su llegada, ¿ya pasaban cosas?

Desde hace un par de semanas que me lo pregunto, porque una de las pequeñas no para de pedírmelo. Salió espontáneamente.







Mirábamos
unos dibujos animados (Buscando a Nemo). Les dije:


"Mirad, papá y mamá han estado aquí. Es un lugar muy bonito ".
"¿Cuando, mamá?"
"Hace tiempo, antes que vosotros llegarais"
"¿Dónde estaba yo mamá?"
"no estabas, Estel!"
"¿Por qué, mamá? ¿Dónde estaba yo mamá? "


Y me dejó bien "pillada". No recuerdo que le contesté, pero en las últimas dos semanas ya me lo ha preguntado un par de veces más, en diferentes situaciones. Para ellos, ¿nuestra vida comienza con su nacimiento? ¿Cuándo y cómo entienden que antes de su llegada hay toda una vida y experiencia detrás? ¿Cómo se lo explicamos? ¿Cómo nos ven?

He aquí que una pregunta de mi pequeña provoca que la cabeza me vaya a mil. Y además, me hace recordar todas aquellas cosas antes de su llegada.

11 dic. 2011

Un instante de desesperación


Cuando pierdes lo que más quieres, el tiempo se transforma de una manera curiosa. Y el corazón se dispara en unos latidos ensordecedores.

Hace unos días "perdimos" a las niñas en un supermercado. Soy incapaz de deciros si fueron dos minutos, cuatro, cinco o diez. Sólo sé que jugaban detrás nuestro. Y al cabo de un momento, cuando pensé 'me asomo para ver que no hagan ninguna trastada’... ya no estaban. "No pasa nada, voy a ver el pasillo de al lado, que deben estar allí". No estaban. Dos pasillos más allá, tampoco.

"No las veo. Quédate aquí que voy a buscarlas. Deben estar aquí al lado”. Nunca había vivido en primera persona aquel efecto que se utiliza a las películas con el que los pasillos se alargan y se deforman mientras tú corres hacia arriba y abajo y los pasillos no se acaban nunca. Ahora sí lo he vivido. Sólo pensaba que mientras yo giraba a la izquierda ellas iban al revés y no coincidíamos nunca. Vuelvo al punto donde está mi marido.

"No las encuentro en ninguna parte". Y ahora sí que el corazón ya se me dispara. Ahora sale él a encontrarlas. Cada segundo que pasa se hace eterno. Y no puedo esperarme allí plantada. Empiezo a caminar muy deprisa hacia las cajeras. De repente las veo. Las llamo. Van con su padre. Vienen hacia mí. Van las dos cogidas de la mano.

"Mamá, es que teníamos que ir al baño pero luego no te encontrábamos". El corazón me va a mil. "Deberías haberme dicho que queríais ir al baño. No podéis iros sin decírmelo... "y no sé ni puedo seguir la frase...

"¿Por qué lloras, mamá?"

Las abrazo muy fuerte. ¿Por qué lloro? Porque hay minutos que son una eternidad cuando pierdes lo que más quieres. Y porque estos minutos sin ellas, han sido unos momentos desesperados.

5 dic. 2011

Historias del barco pirata


A veces nuestro barco se convierte en un barco pirata. Tenemos garfios, sombreros y espadas. Y "pirratas" con un ojo tapado. Pero lo mejor de todo son todos los animales marinos que encontramos por el camino. Ahora, con las manos, hemos aprendido a hacer estrellas de mar, cangrejos y pulpos. Pero además, también nos visitan los delfines-que hacen unos saltos impresionantes, y las ballenas, que sueltan el agua haciendo un ruido muy, muy fuerte.

En barco sólo podemos salir con calma los fines de semana o cuando es fiesta. Mamá y papá están relajados, no hay unos horarios tan fijados como de lunes a viernes y tenemos muchas ganas de jugar. Nuestro barco mide 2 metros por 1'50. Las sábanas son las velas y todo alrededor de la cama de papá y mamá son las olas.

"No puedes bajarte o te mojarás!", gritan entre ellas. "Mira mamá, otra ballena". "Papá, haz un cangrejo!"

Qué grande es el poder de la imaginación!